Introducción

La red Pública Preferente (Modalidad MAI) de Fonasa está compuesta por todos los establecimientos públicos de salud del país (hospitales, consultorios, policlínicos, postas rurales, centros de salud, entre otros), además de algunos establecimientos privados integrados a la red para la entrega de prestaciones específicas.

Estructuralmente hablando, los establecimientos de la red Pública Preferente conforman una Red Asistencial, cuyo funcionamiento es organizado por 29 Servicios de Salud existentes actualmente a nivel nacional. La gestión en red de cada Servicio de Salud permite colaborar y complementarse con la gestión de otros Servicios, para resolver las necesidades de salud de la población.

El Seguro Público de Salud está mandatado para asegurar a través de la red Pública Preferente el cumplimiento efectivo de sus derechos en salud a todos sus beneficiarios. Por lo tanto, su objetivo de fondo es garantizar el acceso y la cobertura de salud a más de 13 millones de personas.

La red Pública Preferente es la Modalidad de Atención Institucional (MAI) a la que pueden optar todos nuestros beneficiarios. Y en consecuencia, con la inscripción de un beneficiario o una carga definimos para éste una red asistencial o de establecimientos específica en donde debe acceder para su atención, la que varía de acuerdo al nivel de complejidad del problema de salud a resolver (primario, secundario y terciario). Lo detallamos a continuación.

Atención de Nivel Primario

Los establecimientos de salud de nivel primario (APS) son la puerta de acceso para la obtención de las atenciones médicas o prestaciones de salud incluidas en los programas de salud de la red Pública Preferente, tanto en éste como en los demás niveles.

Para acceder a este nivel de atención, los beneficiarios deben inscribirse en el consultorio más cercano a su domicilio o lugar de trabajo, o directamente en las sucursales de Fonasa o en www.fonasa.cl.

Es importante señalar, que cada establecimiento define sus propios horarios y mecanismos para la asignación de sus horas de atención, según la capacidad de sus instalaciones, la concentración de la demanda, instrumentos requeridos, y de si la hora es para una consulta médica, para controles, para visitas domiciliarias, para exámenes, o para procedimientos, entre otras.

La Atención Primaria de Salud se encuentra conformada por los siguientes establecimientos con diversificación de enfoques y recursos asignados de acuerdo a las necesidades de salud de la población:

  • Consultorios Generales Rurales y Urbanos (CGR y CGU)
  • Centros Comunitarios de Salud Familiar (CECOF)
  • Centros de Salud Familiar (CESFAM)
  • Centros de Salud Rurales y Urbanos (CSR y CSU)
  • Centros Comunitarios de Salud Mental (COSAM)
  • Postas y Estaciones Médicos Rurales (PSR)

Los médicos, odontólogos, profesionales y técnicos de salud, más el personal administrativo que trabaja en los establecimientos de nivel primario permiten proveer a la población beneficiaria de:

  • Consultas médicas y atenciones dentales
  • Toma de muestra de exámenes de laboratorio
  • Visitas domiciliarias
  • Programas de vacunación y de alimentación complementaria
  • Procedimientos de diagnóstico y terapéuticos menores
  • Cirugías menores
  • Medicamentos e insumos del Arsenal Farmacológico Básico

Asimismo, estas prestaciones se enmarcan en una serie de programas de salud (Ministerio de Salud), que han sido diseñados para fortalecer la promoción y la prevención de salud durante las distintas etapas de vida de los beneficiarios. Estos son algunos programas:

  • Programa de Salud de la Embarazada
  • Programa de Salud del Niño
  • Programa de Salud del Adolescente
  • Programa de la Mujer
  • Programa del Adulto
  • Programa del Adulto Mayor
  • Programa de Salud Oral

El nivel primario cuenta además con una unidad propia para entregar atención médica de emergencia o urgencia: los Servicios de Atención Primaria de Urgencia (SAPU), los cuales brindan atenciones de tipo abierta (ambulatoria), pero de una complejidad baja.

Atención de nivel secundario y terciario

Cuando un beneficiario necesita recibir una atención de mayor complejidad, es derivado mediante interconsulta por su médico tratante o el profesional de la salud autorizado del consultorio de atención primaria hacia otros de niveles de mayor complejidad, ya sea nivel secundario o nivel terciario.

Los establecimientos de nivel secundario corresponden a:

  • Centros de Diagnóstico Terapéutico (CDT)
  • Centros de Referencia en Salud (CRS)

Aquí se entregan prestaciones médicas de mediana complejidad (con atención abierta o ambulatoria), dependiendo del perfil clínico y de la capacidad de absorción de demanda que tenga cada uno. Algunas de las prestaciones otorgadas en este nivel son:

  • Consultas de especialidad y subespecilidad
  • Laboratorio clínico e imagenología.
  • Procedimientos de diagnóstico y terapéuticos
  • Atención y procedimientos odontológicos de especialidad
  • Cirugías mínimamente invasivas
  • Cirugías laparoscópicas
  • Entre otros

Los establecimientos de nivel terciario

  • Hospitales de alta complejidad
  • Hospitales de mediana y de baja complejidad

Las prestaciones que se entregan en estos establecimientos presentan alta complejidad en relación a los niveles anteriores, correspondiendo a una atención cerrada u hospitalaria. Para que un beneficiario sea atendido aquí, debe igualmente ser derivado desde un CDT, CRS o desde las unidades de Urgencia.

El personal clínico altamente especializado y administrativo que trabajan en hospitales y policlínicos adosados a hospitales se desenvuelven de manera continuada (las 24 horas y los 365 días del año) en áreas tales como:

  • UCI (Unidad de Cuidados Intensivos)
  • UTI (Unidad de Tratamientos Intermedios)
  • Unidades de pabellón
  • Unidades de medicina
  • Unidades de urgencias
  • Laboratorio clínico de alta complejidad
  • Imagenología de alta complejidad
  • Banco de sangre
  • Procedimientos diagnósticos y terapéuticos complejos
  • Entre otros

 

Próximo tema: Red Privada (Modalidad MLE)