Aspectos generales

La red Privada (Modalidad MLE) de Fonasa está compuesta por prestadores de índole individual, como por ejemplo un médico en una consulta propia y profesionales de la salud, y también por prestadores de tipo institucional, como centros médicos, laboratorios, clínicas privadas u hospitales universitarios, incluyendo los pensionados de la red Pública y, que hayan suscrito un convenio con el Seguro Público de Salud para recibir a nuestros beneficiarios en sus dependencias y entregarles determinadas atenciones médicas (que ellos inscriban, según su capacidad técnica), previamente definidas en un el arancel de Fonasa vigente.

Estas prestaciones cubren un amplio espectro, que incluye desde consultas médicas, exámenes de laboratorio e imagenología, procedimientos de diagnóstico y terapéuticos, hasta hospitalizaciones e intervenciones quirúrgicas y obstétricas, entre otros. Se destacan en esta modalidad, las prestaciones tipo PAD, las cuales se caracterizan por ofrecer cobertura a la resolución integral de una patología.

Los médicos y profesionales de la salud individuales en convenio también son diversos: médicos generales y de especialidad, kinesiólogos, fonoaudiólogos, fisioterapeutas, nutricionistas, tecnólogos médicos, y también cirujanos dentistas, solo por mencionar algunos.

A diferencia de la red Pública Preferente (MAI), la red Privada es una cobertura de salud adicional y complementaria, que refuerza la misión de la primera. Su modalidad de atención es también distinta, y en vez de fundamentarse en la asignación de una red asistencial o de establecimientos con un ingreso estándar (Atención Primaria), permite a los beneficiarios cotizantes y sus cargas elegir libremente al profesional o establecimiento con quien deseen obtener la atención de salud, mediante la compra de un Bono de Atención en Salud (BAS).

 

Próximo tema: Tramos y copagos