Preguntas sobre el Seguro

Nuestro Plan de Salud es uno solo para todos los beneficiarios, independiente de su etnia o nacionalidad, con programas para recibir atención médica primaria y de especialidades.

¿Qué tipo de servicios de salud puedo obtener como beneficiario de Fonasa?

Todos los beneficiarios, sin importar su nacionalidad o país de origen, tienen derecho a recibir las siguientes atenciones, como parte de la cobertura base en la red Preferente (MAI):

Más información en Plan general

¿Cómo me atiendo en el consultorio (red Preferente)?

Para acceder a una atención médica en el consultorio tienes que haberte inscrito previamente en el que esté más cerca de tu domicilio. Aquí obtienes todas aquellas atenciones que son parte del nivel primario, como consultas, controles, exámenes y medicamentos, entre varias otras. En el consultorio, además, te pueden aplicar el Examen de Medicina Preventiva (EMP).

Los consultorios forman parte de la red de Atención Primaria de Salud (APS), que es la puerta de acceso a la red Preferente (MAI), en la que recibes atención gratuita, independiente de tu tramo de ingreso.

Más información en Consultas médicas

¿Dónde soy derivado si necesito atención de mayor complejidad?

En caso que requieras una atención de mediana o alta complejidad (especialidades), esto es confirmado por el médico o profesional de la salud que esté tratándote en la atención primaria. De ser así, serás derivado hacia un establecimiento de nivel secundario (CDT/CRS) o terciario (hospitales), dentro de la misma red Preferente (MAI).

Más información en Procedimientos hospitalarios

¿Puedo ser atendido a través del programa AUGE?

No hay impedimento para recibir atención en alguna de las 80 patologías incluidas en el régimen de Garantías Explícitas en Salud (AUGE), siempre y cuando tu diagnóstico coincida con los criterios de acceso establecidos para cada uno de los 80 problemas de salud, para lo cual debes acceder a través de la Atención Primaria de Salud, considerada la puerta de ingreso a tu atención. Cada problema de Salud, cuenta con garantías explicitas en la oportunidad de la atención (plazos establecidos) y en la protección financiera.

Más información en Garantías Explícitas en Salud (AUGE)

¿Tengo cobertura si tengo una enfermedad con tratamiento de alto costo?

El régimen de salud chileno cuenta desde 2015 con la Ley Ricarte Soto, que es un sistema de protección dedicado exclusivamente a este tipo de enfermedades. Posee cobertura universal y es extensivo a los usuarios de todos los sistemas de previsión en salud, sin importar la realidad socioeconómica del paciente. Por lo tanto, te damos cobertura para tu tratamiento de salud siempre y cuando cumplas con el perfil exigido para cada una de las 11 patologías que componen el programa. Esto se determina en la atención primaria.

Más información en Ley Ricarte Soto

¿Cómo procedo si requiero atención de urgencia?

Si sufrieras una urgencia impostergable y que pusiera en riesgo tu vida, o te causara la pérdida definitiva de la función de un órgano o extremidad, la Ley de Urgencias te entrega atención inmediata en el servicio de urgencia más cercano a tu ubicación en ese momento, público o privado, aunque solamente hasta que seas estabilizado. El médico que te reciba acreditará que tu estado sea efectivamente el de urgencia vital o secuela funcional grave.

Si se trata de una urgencia fuera de riesgo vital, concurre a la mutual de seguridad en convenio con tu empleador, o a cualquier recinto SAPU (Servicio de Atención Pública de Urgencia).

Más información en Ley de Urgencias

¿Puedo acceder a alguno de los paquetes del Programa PAD?

Si estás clasificado en los tramos de ingreso B, C o D, puedes atenderte mediante el Programa PAD. Éste se realiza solamente en la red Privada (MLE), y cada una de sus 62 prestaciones contempla un paquete único, con un precio fijo y conocido de antemano, y que puede incluir honorarios médicos, medicamentos, insumos para el diagnóstico, intervención quirúrgica, pabellón y días cama, entre otros.

Más información en Programa PAD

¿Qué debo acreditar para recibir una licencia médica?

Hay 3 posibilidades:

  • Si eres un trabajador dependiente, debes:
    • Tener un contrato de trabajo vigente
    • 6 meses continuos de afiliación a AFP o INP/IPS
    • 3 meses continuos o discontinuos de cotizaciones en AFP o INP/IPS, desde el mes anterior al inicio de la licencia.
  • Si eres un trabajador independiente, debes:
    • Demostrar una actividad laboral como independiente
    • 12 meses continuos de afiliación a AFP o INP/IPS
    • 6 meses continuos o discontinuos de cotizaciones en AFP o INP/IPS dentro del último año, previo al de inicio de la licencia (última cotización al día).
  • Si estás contratado por días, turnos o jornadas, debes:
    • Tener un contrato de trabajo vigente
    • 6 meses continuos de afiliación a AFP o INP/IPS
    • 1 mes de cotización (30 días) en AFP o INP/IPS dentro de los 6 meses anteriores al de inicio de la licencia.

Las licencias médicas las paga la COMPIN, o tu caja de compensación en caso que tu empleador esté asociado a una de ellas.

Más información en Licencias médicas y Subsidio de Incapacidad Laboral (SIL)

¿Qué debo acreditar para solicitar un préstamo médico?

Como una forma de apoyo, te podemos entregar un préstamo médico para costear el valor de una o varias atenciones de salud, cumpliendo los siguientes requisitos:

  • Acreditar 6 meses continuos o discontinuos de cotizaciones si eres trabajador dependiente o contratado por días, turnos y jornadas; o 12 meses continuos de cotizaciones en el caso de los trabajadores independientes.
  • Si eres trabajador dependiente, además, debes pedirle a tu empleador que llene una Solicitud de Préstamo de Salud , e incluir en éste los datos de los avales.

Más información en Préstamos médicos