Fonasa Fonasa

Búsqueda avanzada
8 de junio de 2017

Protección para las cardiopatías

Las cardiopatías congénitas son malformaciones del corazón presentes desde el nacimiento.

Beneficiarios
Las cardiopatías congénitas son malformaciones del corazón presentes desde el nacimiento.
Tamaño A A
Santiago, 6 de Junio de 2017.- Las anomalías congénitas son la segunda causa de muerte en los niños y niñas menores de un año en Chile, siendo responsables del 35% de todas las defunciones en este grupo de edad. Alrededor del 60% de las defunciones vinculadas a este grupo de causas corresponden a cardiopatías congénitas, anomalías del sistema nervioso y malformaciones del sistema osteomuscular. En el caso de las cardiopatías, son las más susceptibles de corrección con el conocimiento y tecnología actualmente disponibles.
 
Para abordar esta problemática de salud y las medidas de protección para la población, la Directora Nacional de Fonasa, Dra. Jeanette Vega, participó de una nueva emisión del programa de Radio Cooperativa, “Mi salud, mis derechos”.
 
El espacio conducido por Cecilia Rovaretti, contó además con la participación del Dr. Felipe Heusser, Cardiólogo Pediátrico.
 
Las cardiopatías congénitas son malformaciones del corazón presentes desde el nacimiento. Se refiere a cualquier anomalía que afecte a la estructura, función o metabolismo del corazón y que está presente en el momento del nacimiento. En Chile, las malformaciones cardiacas son las más frecuentes y constituyen la primera causa de muerte en recién nacidos.
 
El Ministerio de Salud ha implementado y mantenido medidas de salud pública tendientes a prevenir su aparición. Es así, como desde el año 1990 se vacuna contra la rubéola, medida que se refuerza en 1999, inoculando a todas las mujeres de 10 a 29 años, lo que ha permitido que desde el año 2000 a la fecha no se hayan detectado casos de rubéola congénita.
 
En esa línea, desde el año 2000 comienza el programa de fortalecimiento con ácido fólico de todas las harinas de trigo nacionales e importadas. La evidencia ha demostrado que esta medida ha sido altamente efectiva en prevenir los defectos del tubo neural, con una reducción superior al 40%. Es importante destacar la inclusión de alguna de estas anomalías congénitas en el AUGE, tales como el tratamiento de las cardiopatías congénitas, disrafias espinales y fisura labiopalatina, así como la inclusión en el examen de medicina preventiva de la detección neonatal de fenilcetonuria e hipotiroidismo congénito.
448 visitas
Enviar
Compartir

Noticias relacionadas

21 de junio de 2017

Cobertura en Alerta Sanitaria

20 de junio de 2017

Fonasa denuncia colusión

16 de junio de 2017

Beneficio para Dirigentes